top of page
  • Olatz

MASTITIS, de las más temidas de la lactancia.

Actualizado: hace 1 día

Muchas consultas van seguidas de..."a ver si va a ser una mastitis"


Bien...en primer lugar...¿Qué es una mastitis?


La mastitis es una inflamación del tejido mamario unido a un edema estromal (edema del tejido conjuntivo reticular) que puede derivar en infección y o no.

Si la mastitis inicialmente inflamatoria deriva en mastitis bacteriana esta última puede derivar en un flemón o un absceso si no se trata adecuadamente.


La inflamación provoca dolor, hinchazón, calor y enrojecimiento en el pecho.


La mastitis inflamatoria puede estar asociada a sintomatología sistémica (malestar, fiebre, escalofríos) y la bacteriana....también.

Con esto quiero decir que el tener sintomatología sistémica no implica necesariamente que haya una infección bacteriana, sino que el síndrome de respuesta inflamatoria sistémica puede ocurrir en ausencia de infección bacteriana.


Cuando es una mastitis bacteriana, se produce por una disbiosis de la flora bacteriana de la leche materna. Es una progresión del estrechamiento de los canales lactíferos y de una mastitis inflamatoria necesitándose tratamiento antibiótico y/o probiótico para su resolución.


Los organismos habituales implicados en la mastitis bacteriana son: Staphylococcus (ej. S. Aureus, S. epidermidis, S. lugdunensis, y S. hominis). y Strptococcus (ej. S. mitis, S. salivarius, S. pyogenes, S. agalactiae).

No hay evidencia que respalde la falta de higiene como causa de mastitis bacteriana.

Lavarse las manos antes de una extracción de leche manual y esterilizar las partes necesarias del extractor de leche será suficiente.


La nueva evidencia sobre la composición del microbioma de la leche materna demuestra que la mastitis no está causada por propagación retrograda de bacterias patógenas que provengan de un visible traumatismo del pezón, en tanto que las bacterias y/u hongos encontrados habitualmente en el complejo pezón-areola dañados han sido identificados en microbiomas de leche materna sanos.

La infección no se dará en casos de baja concentración del agente patógeno, presencia de agentes no virulentos o cepas de débil virulencia o en presencia de una microbiota competitiva o un estado inmunológico y nutricional adecuado de la madre.

Debido a esto, dos mujeres con el mismo patógeno pueden expresar sintomatología diferente.


La leche materna es un fluido vivo y entre otras muchas cosas tiene bacterias que viven en equilibrio (como las bacterias de la flora intestinal) formando la microbiota de la leche materna.


La disbiosis mamaria es el resultado complejo en el que entran en juego varios factores, como genética y condición médica materna, exposición a antibióticos, el uso de probióticos, uso habitual de extractor de leche y partos por cesárea.


Flemón: Los flemones son heterogéneos, complejos y pueden aparecer a través del cuerpo en escenarios de inflamación.

Puede aparecer por la tanto un flemón en una mastitis inflamatoria.

El masaje de tejidos excesivamente profundos en el contexto de estrechamiento conductual y mastitis inflamatoria puede propiciar la formación de un flemón porque el masaje profundo potencia el empeoramiento del edema y el daño microvascular.

Puede sospecharse de un flemón en mastitis que empeoran hacia una zona firme, como un área en forma de masa sin fluctuación.


Por la tanto la última revisión del 2022 del protocolo sobre mastitis de la ABM (Academy of Breastfeeding Medicine) incluye contraindicar masaje profundo en el pecho en caso de mastitis.


Absceso: Los abscesos de lactancia representan una progresión de un flemón o una mastitis inflamatoria a una serie de fluidos infectados que requieren un drenaje del pecho.


Galactocele y galactocele infectado: Un galactocele se desarrolla cuando el estrechamiento ductal obstruye el flujo de leche hasta el punto en el que una cantidad de leche significante se recoge en una cavidad tipo quística externa al conducto lactífero. Pueden ser de diferente tamaño (pequeños: 1-2cm o grandes: más de 10cm) y variar su tamaño a lo largo del día o disminuir temporalmente de tamaño después del vaciado del pecho.

Puede ser incomodo habitualmente no tan doloroso como un absceso y no tiene asociada sintomatología sistémica a no ser que se infecte.




Foto: Instituto universitario vive sano


¿Cuales son las CAUSAS de la mastitis?


Una de las principales causas es la acumulación de leche en varios conductos al no drenar bien el pecho, es decir no se vacía adecuadamente y la leche queda retenida en la glándula mamaria.

Hay muchas causas por las que no se vacíe correctamente una mama:

  • Separación mamá y bebé durante las primeras 24h postparto.

  • Saltarse tomas, tomas poco frecuentes y con tiempo limitado.

  • Poner horario a la lactancia.

  • Succión incorrecta del lactante (problemas de agarre).

  • Destete brusco.

  • Sobreproducción de leche.


Otras causas de mastitis:

  • Obstrucción del conducto mamario. Bien sea por una presión constante sobre el pecho (dormir apoyada sobre un pecho durante mucho tiempo, llevar el bolso en forma de bandolera, el cinturón de seguridad del coche de forma continuada...) o un inadecuado vaciado de la glándula mamaria.

¿Cuáles son los SÍNTOMAS más comunes de una mastitis?

  • Dolor mamario.

  • Sensibilidad en el pecho o sensación de calor al tacto.

  • Hinchazón y enrojecimiento de la piel (de una zona del pecho).

  • Engrosamiento del tejido mamario o un bulto en la mama.

  • Sensación de ardor de forma continua o durante la toma.

  • Malestar general

  • Fiebre (38°C o más)



¿Cuál será el TRATAMIENTO?


  • El tratamiento de elección SIEMPRE es VACIAR correctamente el pecho afectado. Al vaciar los conductos puedes sentir alivio por diminución de la distensión alveolar. Se recomienda un vaciado del pecho fisiológico para evitar una sobreproducción de leche. Una sobreproducción incrementará la inflamación y el estrechamiento ductal.

Si la causa principal de la mastitis es el no drenar bien, la solución es drenar el pecho.

Me refiero a realizar tomas frecuentes empezando por el pecho afectado, asegurarnos de que el bebe tiene un buen agarre y que es capaz de extraer leche de forma efectiva.

Si el bebe no mama de ese pecho y no consigues drenarlo correctamente, debes extraerte leche manualmente y solamente a veces recomendamos extracción de leche con extractor (dependiendo de la gravedad y del estado de la zona afectada).

Esta leche es adecuada para el lactante aunque tenga un sabor algo más salado por su mayor concentración de Sodio. Puede que algunos bebés la rechacen por este motivo.

  • Apoyo emocional, descanso y una correcta nutrición para la madre.

  • Aplicar calor local brevemente justo antes de las tomas y compresas frías después de las tomas para reducir edema y dolor.

Si no se resuelve en un corto espacio de tiempo, si la situación no mejora en 24h, debemos acudir al médico para que nos haga un cultivo de leche, confirme si hay infección o no y nos indique el tratamiento adecuado.


Las mastitis suelen aparecer de una forma muy rápida y es así como hay que solucionarlas, rápidamente, no dudes en consultar a un profesional en cuanto aparezcan los primeros síntomas.

Podrás evitar las complicaciones como que derive en una infección y esta en un absceso.




641 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page