top of page
  • Olatz

Colactancia en parejas de mujeres cisgénero


Foto: La vanguardia


Definamos primero sobre que vamos a tratar, PAREJAS de mujeres CISGENERO nos referimos a las parejas formadas por dos mujeres (en este caso) cuya identidad de género coincide con su fenotipo sexual.


Las parejas de mujeres cisgénero que deciden ser madres tienen diferentes posibilidades para hacerlo mediante los tratamientos de reproducción asistida:

  1. Inseminación Artificial.

  2. Fecundación in vitro con o sin donación de óvulos.

  3. Fecundación in vitro: MÉTODO ROPA.

1. Inseminación Artificial (IA).

Una de las madres se realiza una inseminación artificial que consiste en introducir esperma de un donante en el útero de la mujer.


2. Fecundación in vitro con o sin donación de óvulos (FIV).

Consiste en la unión del óvulo con un espermatozoide en el laboratorio –in vitro–, con el fin de obtener embriones de buena calidad que puedan, tras su transferencia al útero materno, dar lugar a un embarazo.

El óvulo puede ser de la madre o donado, según lo que en cada caso particular se requiera.


3. Fecundación in vitro: MÉTODO ROPA.

El MÉTODO ROPA consiste en un tratamiento de fecundación in vitro que permite ser a una la

MADRE GENÉTICA aportando el óvulo que va ser fecundado y a la otra la MADRE BIOLÓGICA O GESTANTE, gestando en su útero el óvulo fecundado.


La ley no permite la transferencia de embriones de cada mujer en el útero de una de ellas. Es decir, no está permitido legalmente gestar dos óvulos de diferentes mujeres en un mismo útero al mismo tiempo.


Otra manera de hacerlo es el llamado MÉTODO ROPA CRUZADO:


Las dos mujeres se realizan un MÉTODO ROPA: cada una de las mujeres gesta un embrión que ha sido fecundado con el óvulo de su pareja. Primero queda embarazada la mujer A con los óvulos de la

mujer B, y en el siguiente tratamiento, se invierte la donación.

En este caso los bebés no serán mellizos aunque nazcan al mismo tiempo, ya que provienen de gestaciones de óvulos diferentes.


Bien, después de ponernos en contexto hablemos de LACTANCIA en las parejas de mujeres cisgénero.


Tenemos varias opciones según vuestra decisión como pareja y de quien quiera y decida amamantar.


Lo primero que tenemos a nuestro favor: Cuatro glándulas mamarias.


La MADRE GESTANTE, si después de dar a luz así lo decide, tendrá una lactancia fisiológica, como la naturaleza tiene hormonalmente previsto.

Si las dos mujeres has gestado tendremos dos lactancias diferentes, independientes, en paralelo. En este caso tendremos dos bebés si se ha tratado de dos partos simples o tres o más bebés si se ha tratado de partos múltiples, suele ser frecuente en casos de gestaciones mediante tratamientos de fecundación in vitro.

El tema de lactancia en múltiples lo dejaremos para otra ocasión, ya que es un tema extenso en sí mismo.


La MADRE NO GESTANTE también puede amamantar al bebé o bebés (en caso de partos múltiples) si es lo que ella decide.


Es importante repetirlo, LA MADRE NO GESTANTE PUEDE AMAMANTAR A SU/SUS BEBE/S. Porque aún hay mujeres que esto no lo saben.

Para tomar la decisión de amamantar, primero hay que conocer que existe esa posibilidad.


Teniendo esto muy claro, vamos a ver las posibilidades que tiene una madre de amamantar, sin haber pasado por un embarazo previo.


La MADRE NO GESTANTE no tiene desarrollo glandular mamario del embarazo y la lactancia por lo tanto, si decide amamantar, tendremos que INDUCIR LA LACTANCIA la madre, o podrá RELACTAR en caso de que haya tenido lactancias previas.


INDUCCIÓN de la lactancia: Una mujer que no ha estado embarazada quiere producir leche.

RELACTACIÓN: Una mujer que ha tenido una lactancia previa, bien sea con el bebé que quiere amamantar en este momento o con bebés de embarazos anteriores, y quiere volver a producir leche.

En este caso de madres no gestantes, sería que haya tenido lactancias previas con otros embarazos.


Si ambas madres van a amamantar se trata de COLACTANCIA.

Las dos madres, gestante y no gestante, amamantan al bebé o bebés (en caso de partos múltiples) de ambas, se trata de una LACTANCIA COMPARTIDA.


Posibilidades para la MADRE NO GESTANTE que desea amamantar:

  • Inducir la lactancia si no ha habido embarazo previo.

  • Relactación si ha habido embarazo previo de otro bebé.

  • Amamantar al recién nacido cuando ya está amamantando a un bebé/niño de mayor edad, lactancia en tándem.

  • Lactancia seca: lactancia al pecho sin producción de leche, con una sonda de relactación y leche materna extraída de la madre gestante, leche donada de otra madre o leche artificial.

La lactancia inducida/relactación puede sincronizarse con la fecha probable de parto.

Debemos tener en cuenta que la mujer no gestante no tendrá calostro, producirá directamente LECHE MADURA ante la ausencia de hormonas placentarias. Por lo tanto, debemos priorizar ofrecer al bebé/bebés el calostro de la madre gestante durante los primeros días, ya que su composición será más adecuada para el/los recién nacidos/s. Una vez que la madre gestante haya pasado a producir leche madura a las 48/72h del parto recomendaremos comenzar con la colactancia.


Debemos tener en cuenta que los resultados de la lactancia compartida son variables. Los precesos tanto de inducción como de relactación son procesos duros, largos y cansados, no vamos a crearos falsas expectativas. La finalidad de estos procesos suele ser amamantar en la medida de lo posible, dentro de las posibilidades de cada mujer, y de la capacidad de las glandulas mamarias; siendo el objetivo el alimentar al bebé al pecho, facilitar la creación de un vínculo adecuado, más que conseguir una alimentación completa del bebé.

El enfoque va más dirigido a compartir momentos de poner al bebé al pecho, de vínculo, de miradas, de piel con piel, de succión no nutritiva (que esto siempre es posible, independientemente de si hay producción de leche o no) y de succión nutritiva en la medida de lo posible. Sin ponernos como meta la cantidad sino la calidad de amamantamiento. De esta manera eliminamos factores de estrés y sumamos satisfacción y desde aquí hasta donde lleguemos.


Cosas que podemos hacer durante el embarazo:

  • Definir las metas de la pareja con la colactancia: ¿quién se encargará del contacto piel con piel al nacer?,¿quién alimentará?,¿Cuándo lo hará?, ¿Cómo se mantendrán ambas lactancias?

  • Trazar un plan de COLACTANCIA para familias de mujeres cisgénero, SOBRE TODO EN PARTOS MÚLTIPLES.

  • Buscar un equipo médico respetuoso que atienda las necesidades especiales de la pareja sin discriminación.

  • Comenzar el proceso de inducción/relactación.

  • Preparación para la lactancia con sonda al pecho.


Solo un 13% de las madres no gestantes deciden inducir su lactancia para amamantar (Juntereal & Spatz, 2019).


Las madres no gestantes refuerzan el vínculo con los bebés gracias a la lactancia y sienten que disminuye cuando se cesa de amamantar (Cazorla-Ortiz, 2019).




FUENTES:




185 visualizaciones1 comentario

1 Comment


Mujeres cisgénero. Las chorradas que hay que leer. Qué misoginia el presuponer que somos tan idiotas de abrazar una “identidad de género”. Como si nos pudiésemos identificar con aquello que nos fastidia la vida desde que nacemos, por motivo de nuestro sexo. En una web de la tancia. Tiene delito. Estamos perdidas.

Like
bottom of page